28/12/12

La gestión de la calidad en la Administración Pública

La gestión de la calidad en la Administración Pública Iberoamericana para un desarrollo al servicio de los ciudadanos 

El concepto e implementación de la calidad en la gestión se ha transformado en un objetivo decisivo en el desarrollo de la Administración Pública en Iberoamérica. 

Un testimonio de ello lo constituye la aprobación de la Carta Iberoamericana de Calidad en la Gestión Pública en la Conferencia Iberoamericana de Ministros de Administración Pública y Reforma del Estado en junio de 2008, y su adopción posterior por la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. 

La Carta entiende por Calidad en la Gestión Pública una "cultura transformadora que impulsa a la Administración Pública a su mejora permanente para satisfacer cabalmente las necesidades y expectativas de la ciudadanía con justicia, equidad, objetividad y eficiencia en el uso de los recursos públicos"

Si, entre varias acepciones posibles, entendemos por "cultura" al conjunto de normas, dispositivos y prácticas que procuran y especifican tal transformación, entonces se abre un amplio y complejo desafío para la discusión teórica y práctica de lo implicado por Calidad en la Gestión. 

En efecto, un abanico temático posible para los paneles de esta área lo constituyen las investigaciones que van desde la precisión de su definición y los indicadores a través de los cuales la medimos, hasta la indagación sobre las herramientas y procesos que conducen a su mejor implementación en nuestros países. 

Sin embargo, aquella amplitud y complejidad del tema corre el riesgo de no ubicarse en la realidad misma de la gestión diaria, y desvanecerse en vagas ideas conceptuales o prácticas autocomplacientes. 

Un modo posible de no ceder a esta tentación es focalizar la discusión en el sentido último de cualquier proceso de implementación en la Calidad de Gestión: ¿calidad para qué? ¿Cuál es la finalidad y propósito de este o aquel parámetro de indicadores? ¿Y cuál la conveniencia o utilidad de esta o aquella herramienta de gestión? ¿Y los de tal evaluación de resultados? 

Esta inquisitoria está muy unida al objetivo final e insoslayable de cualquier tarea de una gestión con calidad, y preocupación de esta área temática: el servicio al ciudadano. 

Ello precisa la indagación y amplía el abanico de preguntas posibles y relacionadas con el tema en cuestión: ¿de qué modo tal o cual dispositivo institucional o de gestión contribuyeron a la satisfacción de necesidades ciudadanas? ¿De qué manera tal análisis de calidad brindó información sobre el efecto de una acción o reforma sobre la población? ¿Cómo ciertos controles tuvieron como orientación final el impacto en sus expectativas y condiciones de vida? ¿Los programas presupuestales tienen indicadores y metas con perspectiva ciudadana o sólo la perspectiva burocrática? ¿Los aumentos de ingresos vía más impuestos corresponden a intereses de los ciudadanos o únicamente al de las autoridades gubernamentales?, entre otras preguntas de similares tipos.

Más aún, la gestión de la Calidad en la Administración Pública debe buscar no sólo satisfacer las expectativas e intereses individuales per se, sino vinculadas a un contexto social mayor, en el que las asimetrías de recursos individuales y grupales producen desigualdades de acceso y usufructo de los beneficios públicos. 

Por ello, aquella cultura transformadora pretende la satisfacción ciudadana en un contexto de principios ordenadores de la Calidad de la Gestión: justicia, equidad, objetividad y eficiencia. 

El análisis de acciones e innovaciones conducentes a ello constituyen otro abanico de indagatorias que será muy bien recibidos en los paneles de discusión. La búsqueda y producción de beneficios ciudadanos a través de herramientas de calidad deviene en creación de valor público. 

Se puede pensar que hay creación de valor público cuando cualquier mecanismo o proceso de calidad de gestión incrementa el bienestar individual y social, en un contexto de ciertos principios ordenadores de la vida social. Esta vinculación también amerita nuestros análisis. 

Resumen de la Carta Iberoamericana de Calidad en la Gestión Pública: 


Promueve el establecimiento de un enfoque común acerca de las nociones de calidad y de excelencia en la gestión pública, sirve de referencia a las diferentes Administraciones Públicas iberoamericanas en la formulación de sus políticas, planes, modelos y mecanismos para mejorar la calidad de su gestión pública. 

Constituye un marco de referencia que posibilita el desarrollo de procesos de reforma en la Administración Pública iberoamericana mediante el uso de técnicas y herramientas de gestión de calidad en el sector público, las cuales se pueden adecuar a la idiosincrasia de los países iberoamericanos, a las particularidades de sus Administraciones Públicas y a la naturaleza propia del ámbito público. 

La Carta señala dos propósitos fundamentales de un buen gobierno democrático

1. toda gestión pública debe estar referenciada a la satisfacción del ciudadano, ya sea como usuario o beneficiario de servicios y programas públicos, o como legítimo participante en el proceso formulación, ejecución y control de las políticas públicas bajo el principio de corresponsabilidad social;

2. la gestión pública tiene que orientarse para resultados, por lo que debe sujetarse a diversos controles sobre sus acciones, suponiendo entre otras modalidades la responsabilización del ejercicio de la autoridad pública por medio del control social y rendición periódica de cuentas.

La Carta se estructura de la siguiente manera: 

1) El Capítulo Primero contiene los cuatro objetivos fundamentales de la Carta. 2) El Capítulo Segundo, define los principios inspiradores de una gestión pública de calidad. 3) El Capítulo Tercero establece los derechos y deberes de la ciudadanía para una gestión pública de calidad. 4) El Capítulo Cuarto propone nueve ejes y orientaciones estratégicas, y sugiere la aplicación de diversas acciones e instrumentos para lograr una gestión pública de calidad centrada en la ciudadanía. 5) El Capítulo Quinto recoge las consideraciones finales para la optimización en el desarrollo de las orientaciones, acciones e instrumentos de calidad propuestos.

Vea / descargue:

Carta Iberoamericana de la Calidad en la Gestión Pública







23/12/12

The Alberto Haaz Diaz Daily

16/12/12

Gobernanza, el necesario nuevo proceso de gobernar


Gobernanza:
El proceso mediante el cual los actores de una sociedad deciden sus objetivos de convivencia -fundamentales y coyunturales- y las formas de coordinarse para realizarlos: su sentido de dirección y su capacidad de dirección. El concepto implica dos dimensiones fundamentales de la vida humana en sociedad: la intencionalidad social y la capacidad social de transformar los propósitos en realidades.
Me parece muy recomendable la lectura de un ensayo de ciencia política, "Gobernanza: el nuevo proceso de gobernar"(*), escrito por Luis F. Aguilar en el que plantea claramente los elementos que diferencian la gobernabilidad y la gobernanza.
Aunque ambos conceptos se refieren a la capacidad o la eficacia de gobierno, la gobernabilidad “denota la posibilidad o probabilidad de que el gobierno gobierne a su sociedad”, tan es así que la ingobernabilidad “significa la posibilidad o probabilidad de que el gobierno deje de gobernar a su sociedad, no la gobierne”.
Por su parte, la gobernanza es un concepto más actual, amplio y profundo, que se utiliza para “denotar el conjunto de las actividades que se llevan a cabo a fin de dirigir a la sociedad, que implica la acción del gobierno, pero no se reduce a ella, sino que incluye además, la acción de actores económicos y sociales”. Es decir, la gobernanza implica no sólo la acción eficaz del gobierno, sino también la participación activa y coordinada de otros, es un enfoque más integral de la acción social y gubernativa.

Desde esta perspectiva, la gobernanza es un proceso de la acción del gobierno, de la sociedad civil, de los actores económicos y políticos en la correcta orientación del rumbo de la sociedad. 
De ahí que la ausencia de capacidades sociales se convierte en el principal problema de nuestro país, porque nunca será suficiente la sola acción efectiva del gobierno (mayor gobernabilidad, con todo y el uso legitimo de la fuerza, de los recursos policiacos, militares o judiciales de los que puede echar mano), para arribar a mejores condiciones de sociabilidad y al bien común.

En las condiciones actuales de nuestro país -y en cada entidad federativa-, resulta imprescindible lograr cada vez mayor gobernanza (de la cual la gobernabilidad sería uno de los elementos esenciales, pero no el principal), para sortear los desafíos que enfrentamos.

Existen tres principales problemas en México, uno que amenaza no sólo la estabilidad del gobierno, sino la tranquilidad y la seguridad de todos los ciudadanos: el crimen organizado. Otro, que sintetiza los niveles de injusticia y desigualdad social que todavía persisten en el México del siglo XXI: más de 40 millones de pobres, 20 de ellos en situación de pobreza extrema. El tercero, la parálisis política que pone en jaque la aprobación de reformas necesarias para el crecimiento del país.

En este escenario, ¿es posible hablar de gobernanza en un país con una democracia cara y a la vez débil, y con un ambiente político que reproduce constantemente las prácticas autoritarias y clientelares del siglo pasado?

La respuesta se encuentra en un cambio en la concepción de la acción de gobierno, un cambio en la práctica del gobierno mismo, en el que se pase de un “centro de gobierno” a un “sistema de gobierno”, de un tradicional sistema jerárquico y vertical a un sistema cooperativo e interdependiente entre las entidades gubernamentales, las organizaciones políticas y la sociedad civil.

Las condiciones para este cambio en la concepción del gobierno se encuentran en una efectiva disposición de los actores a trabajar en coordinación, más que en subordinación o conflicto, a establecer puentes de diálogo, mecanismos de entendimiento, de negociación, de acuerdo y compromiso.

La gobernanza no es sólo un concepto académico; se refriere a la necesidad real de atender problemas, demandas sociales, políticas y económicas básicas, como la seguridad pública, la pobreza, el empleo, el combate a la corrupción, una efectiva rendición de cuentas, el respeto a los derechos humanos y políticos. 
Con ella es posible construir procesos políticos, económicos y sociales que permitan una efectiva cooperación entre diversos actores que demuestran una y otra vez que sí se puede conseguir un cambio. 
 
Para andar ese camino es necesario que nuestros políticos comprendan o acepten de una vez por todas que el gobierno partidocrático por sí solo no cuenta con todos los recursos y capacidades (políticos, financieros, técnicos, organizativos) para resolver los complejos problemas que enfrentamos; además, los ciudadanos necesitamos asumir un papel cada vez más protagónico.
 
Urge un cambio en el modo de gobernar, que transite de la unilateralidad gubernamental frente a la oposición política a una nueva forma de gobernanza, en la que la interdependencia y la cooperación entre diversos actores políticos y sociales sean la base para lograr prosperidad con calidad de vida.
(*) http://ebookbrowse.com/gobernanza-el-nuevo-proceso-de-gobernar-final-2da-edicion-pdf-d308324984
calidad@ahaazd.com 

15/12/12

Gestión del cambio y formación de directivos de administraciones públicas




Una nueva Administración Pública presupone una concepción del Estado menos basada en su carácter de autoridad, complementado por una sociedad inspirada por una filosofía constructivista, donde el estado aparece como producto de las diversas unidades integrantes de la sociedad, orientándolas, mediando entre ellas, sirviéndolas.

Una nueva Administración Pública exige nuevos modelos de gestión, basados más en la gerencia y evaluación de proyectos que en la realización de procedimientos formales, y aprovechar instrumentos nuevos, en especial, las tecnologías de la información, comunicación y sistemas modernos de supervisión y control basados en indicadores de resultados con la perspectiva ciudadana.

Este nuevo estilo de la Administración Pública
depende principalmente de la posibilidad de disponer de directivos calificados y convenientes a los nuevos desafíos. A manera de ejemplo, veamos varias capacidades esenciales necesarias:

1) La capacidad de
conducir procesos de cambio;
2) Capacidades para dirigir personas;
3) Competencias gerenciales dirigidas al logro de resultados
4) Competencias para la gestión de recursos materiales y tecnológicos.
5) Talento para comunicar y establecer alianzas.

Se entiende así la importancia en aumento que se da a la formación de los cuadros de la administración pública, y en especial a sus directivos.

La sociedad moderna ha venido exigiendo la formación profesional específica, después de la conveniente formación académica, para el ejercicio de las diversas profesiones, desde la medicina a la ingeniería, desde el derecho a la Contabilidad; la Administración Pública no tiene que ser excepción. La generalidad de los países de la OCDE exige la formación profesional específica para el acceso al servicio público y programas exigentes para el acceso las principales posiciones.

En este contexto se entiende la importancia y naturaleza estratégica de programas académicos como los que ofrece el Instituto Sonorense de Administración Pública (ISAP), A.C., como son Maestrías en Administración Pública y en Competencias Ejecutivas para la Gestión Pública, Doctorado en Administración Pública, entre otros.

Vea:


@ahaazd

29/11/12

¿Política de Desarrollo Social? Informe 2012


Hace unos días, Coneval divulgó su Informe de evaluación de la política de desarrollo social en México 2012, en el que subraya que el aumento de la pobreza y de la desigualdad, así como la falta de coordinación intergubernamental, son los resultados más evidentes de lo que el gobierno federal ha denominado “política de desarrollo social”. 



Sobre el particular, el organismo (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social) advierte lo siguiente entre otros aspectos:

Confusión conceptual e institucional de la política de desarrollo social:
  • No existe una concepción institucional de lo que significa desarrollo social.
  • Los objetivos se construyen de forma ad-hoc: ¿Reducir pobreza por ingresos? ¿Reducir la pobreza multidimensional? ¿Atender a la población en pobreza? ¿Reducir la desigualdad? ¿Acceso efectivo a los derechos sociales o mejorar capacidades básicas?
  • Las políticas y programas de desarrollo social no están directamente asociadas a derechos
  • ¿Programas focalizados o universales?
  • ¿Priorizar municipios/entidades con porcentajes altos de pobreza o con mucha población en pobreza?

Retos institucionales de la política de desarrollo social:

En el caso de la pobreza, se han confundido causas con efectos. Lo más fácil ha sido atenuar los efectos.
¡Se le asigna a una sola Secretaría (a nivel federal y estatal) el objetivo de reducir la pobreza!
Las áreas ajenas al desarrollo social (las áreas económicas y otros sectores sociales) no tienen como uno de sus objetivos la reducción de la pobreza.
En diversos fondos del Ramo 33 no es claro el uso que se le da a los recursos en las diferentes entidades.
La asignación de recursos del Ramo 33 entre entidades no corresponde a la distribución de las carencias.  La asignación de recursos del ramo 33 entre entidades no corresponde a la distribución de las carencias; cada año crecen las acciones y programas sociales a nivel estatal y federal, aprovechando los recursos petroleros, con una lógica más política que de resultados;
Insuficientes elementos de evaluación rigurosa en entidades federativas y municipios



En conclusión, podemos decir:

En México el gobierno federal -acompañado por la generalidad de los gobiernos estatales- ha continuado con un modelo asistencialista y proteccionista, operado políticamente en el que los niveles de pobreza aumentan y los programas sociales se vuelven más paliativos que efectivos.

Asimismo, son cuestionables los recursos públicos que son transferidos a los estados y municipios para enfrentar a la pobreza, ejemplo el Ramo 33 de fondos de aportaciones federales, en el que son constantes las opacidades e incidencias por el mal manejo en su aplicación; solo hay que ver las observaciones emitidas por la Auditoría Superior de la Federación, contexto que no es nada nuevo, sin embargo los gobiernos siguen reincidiendo.

Tal parece que la situación en vez minimizarse no tuviera fin, por el contrario crecen al ritmo de la población, es como enfrentar molinos de vientos; y ¿los gobiernos?, van y vienen, y los escenarios son los mismos.

Por más de un década se han implementado una serie de acciones, estrategias y programas, con el fin de contribuir a mejorar las condiciones de vida de la población; sin embargo, la población en pobreza se incrementó de 48.8 a 52.0 millones de personas de 2008 al 2010, los resultados no son optimistas aún persiste la pobreza como un estigma ¿intencionada?

Por lo anterior, el CONEVAL ha acertado en su comentario en la realidad del gobierno, “más política que de resultado”, donde el bien común se vuelve cada día más distante para la sociedad.

Fuentes:
Informe de evaluación de la política de desarrollo social 2012 por CONEVAL
Auditoría Superior de la Federación 

28/11/12

La opacidad y la transparencia


Alfonso Rangel Guerra ha publicado un nuevo libro. Por un momento ha dejado reposar sus escritos, lecturas y reflexiones sobre su autor preferido: Alfonso Reyes. 

En su nueva publicación titulada La opacidad y la transparencia. Una reforma política con participación ciudadana, nos entrega una propuesta de cultura democrática haciendo un llamado a hacer realidad la posibilidad de la horizontalidad del poder político, acortando la distancia entre el gobierno legalmente constituido y la ciudadanía, para ello, le apuesta a la participación ciudadanía como el factor determinante para consolidar nuestra vida democrática y la transparencia en los procesos electorales.  

Según el autor, “No se trata de ofrecer un estudio riguroso de la realidad de la política nacional. Por el contrario, se intenta exponer aquí un conjunto de problemas de interés político y social, patentes y expuestos a la vista de todos, y sobre lo que es necesario insistir para que se despierte la conciencia ciudadana y se analice públicamente”.

El texto contiene 10 capítulos. Que van desde el punto de vista del autor sobre temáticas que tienen que ver con las fortalezas y debilidades de la democracia mexicana, la opacidad y la transparencia, las campañas para elegir candidatos, el ejercicio del cargo de Presidente y su evaluación por el Poder Legislativo, el plebiscito, la Procuraduría de los derechos políticos de los ciudadanos entre otros temas más.

Lo valioso del texto de Rangel Guerra son indudablemente sus propuestas. He aquí algunas de ellas:

1.- La legalización de la transparencia en las candidaturas. Que el candidato no sólo manifieste su deseo de contender por una candidatura, sino que se establezca en la Ley los mecanismos para que se demuestre su capacidad y su honestidad para ejercer la responsabilidad del puesto.

2.- Qué el candidato durante su campaña exponga claramente los “qué” y los “cómo” de su programa de acción.

3.- Reducir los gastos de campaña y trasparentar más rigurosamente tales gastos.

Estas tres propuestas parten del hecho de que los ciudadanos tienen el derecho de juzgar el desempeño de la función pública, por lo tanto, también tienen el derecho de juzgar las acciones propuestas por los candidatos.

4.- Para la elección de candidatos a la Presidencia de la República deberá realizarse una elección interna que determine una expresión mayoritaria. Por consiguiente, ya no más candidaturas de unidad ni dedazos o imposiciones. El elegido deberá presentar su programa al IFE y definirlo de acuerdo a las normas que se establezcan, así como presentar previamente a su equipo de trabajo.

5.- Se propone evaluar  cada año el desempeño del Ejecutivo a través del Poder Legislativo.

6.- Se propone el ejercicio del plebiscito para ratificar o remover a mitad de su periodo a los titulares  de los tres niveles de gobierno.

7. Por último se propone el establecimiento de una Procuraduría de los Derechos Políticos de los Ciudadanos como la autoridad responsable de actuar, en apoyo de los ciudadanos inconformes con el desempeño de ciertos funcionarios públicos. Sería un organismo autónomo como son el IFE y el TRIFE.

Alfonso Rangel Guerra invita a los lectores no sólo a que analicen sus propuestas, sino a entablar un diálogo  argumentativo que permita motiva a la ciudadanía a participar más activamente en la vida pública, y al igual que la filósofa judía Hannah Arendt, nos recuerda que la política democrática tiene a la pueblo como su origen y trascendencia. He aquí un texto que vale la pena analizar.


En uno de los primeros días de diciembre 2012 se presentará en Hermosillo, en el Centro de las Artes UNISON. 

26/11/12

Los Martinis de James Bond

...
"Agitado, no revuelto" es un eslogan de Ian Fleming que usa James Bond (Agente 007) , y su preferencia por la forma en que deseaba su martini preparado. La frase aparece por primera vez en la novela Diamantes para la eternidad (1956), aunque Bond no dice realmente la línea hasta que el Dr. No (1958), pero dice que "agitado y no revuelto" en lugar de "agitado, no revuelto". Primero fue pronunciado en las películas de Sean Connery en James Bond contra Goldfinger en 1964 (aunque el villano Dr. Julius No ofrece esta bebida y pronuncia estas palabras en la primera película, Dr. No, en 1962). Fue utilizado en las películas de Bond posteriormente con las notables excepciones de Sólo se vive dos veces , en el que la bebida se ofrece revuelta -no agitada- (Bond, siempre el caballero, ignora la metida de pata de su anfitrión, diciéndole que la bebida es perfecta). Esta frase se ha convertido en un eslogan reconocible en muchas partes y ha aparecido en muchas películas, programas de televisión y en videojuegos, por su valor como cliché. Así, creo que puede aplicarse en algunas cosas de nuestra vida personal y de la política en nuestro país.

10/11/12

Invitación a Presidentes Municipales y responsables de Finanzas Municipales de Sonora




Seminario sobre Metodología para la adquisición de las competencias necesarias para asegurar el cabal cumplimiento de disposiciones constitucionales, legales y reglamentarias con relación a la elaboración, seguimiento y evaluación de la ejecución de planes de desarrollo y presupuestos municipales con participación ciudadana y perspectiva de género 
  

FECHA INICIO DEL SEMINARIO: 

Miércoles 21 de noviembre

De 10:00 a 14:00 horas



Sin costo para participantes


Teléfono  662 259 21 76




OBJETIVO
Que los ayuntamientos de los municipios del estado de Sonora por el periodo constitucional del 16 de septiembre de 2012 al 15 de septiembre de 2015, elaboren sus planes municipales de desarrollo e instrumenten los presupuestos participativos con perspectiva de género; y que, en el transcurso de la ejecución de sus planes y presupuestos, verifiquen, midan y evalúen los avances y resultados utilizando indicadores de desempeño que permitan sustentar decisiones para la mejora de la gestión pública correspondiente.

Objetivos específicos:
1) Que los planes municipales de desarrollo 2012-2015 sean elaborados con participación ciudadana e incorporando la perspectiva de género.
2) Que los presupuestos municipales 2013 sean elaborados aplicando el instrumento de presupuesto participativo y con perspectiva de género.
3) Que durante la ejecución de los planes y presupuestos respectivos, se utilice el sistema de evaluación del desempeño con base en indicadores y que esto sirva para tomar decisiones de mejoramiento continuo de la gestión pública municipal.


.................................................................................


La presente convocatoria  corresponde  a la parte relativa del Proyecto: El presupuesto participativo con perspectiva de género en el ámbito municipal de Sonora, como herramienta para contribuir a mejorar las administraciones públicas municipales. y su análisis en el contexto del marco constitucional y legal de nuestro país”, realizado en el seno de la Academia de Derecho Administrativo del Departamento de Derecho de la División de Ciencias sociales de la URC de la Universidad de Sonora que en su parte relativa dice:

Planteamiento del problema de investigación

Con la publicación de la Ley de Participación Ciudadana del Estado de Sonora, que establece dentro de los instrumentos de participación ciudadana, el presupuesto participativo, como una metodología obligatoria tanto para el gobierno del estado como para los  72 municipios de la entidad, y entró en vigor en julio de 2011, por lo tanto, ya debieron haberse elaborados los presupuestos del año anterior con base en dicho ordenamiento.

Sin embargo, de la revisión a los boletines oficiales y a los informes trimestrales del gobierno del estado y de los municipios al Instituto Superior de Auditoría y  Fiscalización del Congreso del Estado en los portales de transparencia encontramos que no se ha dado cumplimiento a dicho instrumento de participación ciudadana.

Por ello, consideramos que este problema debe corregirse para este año. Por un lado,  porque hay renovación de ayuntamientos y, por el otro, porque el gobierno del estado debe cumplir con la referida Ley.

En consecuencia, planteamos la necesidad de que, a partir de la obligación que tiene los ayuntamientos de elaborar el Plan Municipal de de Desarrollo que regirá su periodo constitucional de 2012-2015 y el presupuesto anual de egresos:

Debe observarse la Ley de Participación Ciudadana en cuanto al Presupuesto participativo y, vinculando dicho instrumento con las prescripciones de la Ley para la Igualdad entre Mujeres y Hombres en el Estado que señala como principios rectores la igualdad sustantiva, la equidad de género, la no discriminación y todos aquellos aplicables que por razón de sexo, independientemente de su edad, estado civil, profesión, cultura, origen étnico o nacional, condición social, salud, religión, opinión o capacidades  diferentes,  se encuentren en algún  tipo de desventaja ante la violación del principio de igualdad que la Ley tutela (artículo 3)  y la obligación de los ayuntamientos de incorporar en sus proyectos de presupuestos de egresos la asignación de recursos para el cumplimiento de la política municipal en materia de igualdad entre mujeres y hombres, proponemos incorporar al presupuesto participativo la perspectiva de género.(artículo 14).


Presupuestos con Perspectiva de Género

Son una herramienta para diseñar políticas y programas, y para asignar recursos, que buscan la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. Parten de análisis que toman en cuenta las necesidades, intereses y perspectivas de diferentes grupos de la sociedad.

Esto permite que las decisiones en materia presupuestal municipal estén mejor informadas y que el impacto de las asignaciones sea más eficiente para el propósito considerado. Un presupuesto municipal que ignore las desigualdades entre hombres y mujeres necesariamente replicará o mantendrá inalteradas las relaciones de género existentes.

Por ello, para determinar si el ingreso y gasto público obstruye o promueve la igualdad de género, y si los compromisos gubernamentales municipales por la equidad se traducen en compromisos monetarios, es necesario reorganizar las prioridades de los recursos públicos hacia patrones más equitativos y eficientes de recolección de ingresos y uso de recursos, así como determinar la manera en que las asignaciones presupuestales afectan las oportunidades sociales y económicas de hombres y mujeres.

Es por ello que ahora estamos justo a tiempo para dar un avance significativo en los gobiernos municipales en materia de Presupuesto Participativo con Perspectiva de Género.


.
.




Participa en el Seminario de Presupuestos Participativos con Perspectiva de Género en Municipios de Sonora, miércoles 21 de noviembre 2012

adriag@sociales.uson.mx 
Teléfono  662 259 21 76



Miércoles 21 de noviembre
De 10:00 a 14:00 horas
Para información:  adriag@sociales.uson.mx




27/10/12

Sonora Ciudadana A.C., Asamblea

Sonora Ciudadana A.C. en Asamblea de Asociados, 25 octubre 2012.
















Juan Poom, Vladimir Gómez Anduro, Juan Carlos Zúñiga, Artemiza Michel, Guillermo Noriega Esparza(Director Ejecutivo), Guadalupe Mendoza (Fundación Hewlett), Alberto Haaz Díaz, Betzabé García, Karen Moraga, Odracir Espinoza.

En esta Asamblea, se incorporaron a la Junta Directiva de Sonora Ciudadana: Juan Poom, Vladimir Gómez, Juan Carlos Zúñiga y Alberto Haaz Díaz.

.
Somos una organización ciudadana no gubernamental, independiente y apartidista que se dedica, desde el ámbito local, al análisis, investigación y seguimiento de las políticas e instituciones públicas, así como a informar y formar a la ciudadanía con el fin de incidir en la construcción de una democracia integral en México que garantice el pleno respeto y ejercicio de los derechos humanos.





                                      http://www.sonoraciudadana.org.mx/

17/10/12

Los municipios más ‘oscuros’ de México

Los municipios más ‘oscuros’ de México - Economía - CNNExpansion.com



Culiacán, Chihuahua y Nezahualcóyotl, son los municipios menos transparentes del país, de una muestra de 18 municipios analizados por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) para la elaboración  del Reporte de Transparencia Municipal 2012,

De estos tres municipios, Nezahualcóyotl, Estado de México, es el único que obtuvo una calificación reprobatoria con 59.36 puntos; Chihuahua reportó 61 y Culiacán, Sinaloa, ocupó la posición 16 con 62 puntos.
El IMCO puntualizó que los municipios seleccionados cuentan con recursos gubernamentales cinco veces mayores al promedio nacional, una población educada y acceso a Internet por arriba del promedio nacional.
La unión de capacidades institucionales y una población "más exigente" hace pensar que si en estos municipios no hay prácticas sólidas de transparencia es difícil que ésta exista en el resto de los municipios del país, destaca el Instituto
Por el contrario, el IMCO encontró en su reporte que los tres mejor calificados en transparencia fueron las delegaciones Iztapalapa y Gustavo A. Madero con 91 y 88.1 puntos, respectivamente, seguidos del municipio de Monterrey, con 89 puntos.
En términos agregados, los 18 municipios evaluados en el Reporte de Transparencia Municipal 2012 obtuvieron una calificación promedio de 71.6 puntos sobre 100 posibles, lo cual podría parecer una calificación aceptable, pero si se considera únicamente la dimensión legal, el promedio es de 86/100.
Por el contrario, en las prácticas de transparencia y acceso a la información de los municipios el promedio disminuye drásticamente hasta 58 puntos de 100 posibles. Salvo algunas excepciones, las leyes estatales de transparencia analizadas contienen previsiones similares.
Sin embargo, hay un alto grado de heterogeneidad en los procesos de implementación de estas leyes entre los municipios evaluados.
Respecto  al municipio de Nezahualcóyotl, el IMCO observa que hay un gran rezago en la implementación efectiva de prácticas de transparencia, que contrastan con un marco normativo relativamente sólido.
Este rezago se traduce en serias dificultades para responder adecuadamente las solicitudes de información de la ciudadanía.
Uno de los aspectos en los que se identificaron mayores rezagos es la calidad y cantidad de información que los gobiernos locales publican en sus Portales de Transparencia. Además, la heterogeneidad entre los municipios evaluados es abismal en este tema.
Con relación a la fortaleza y calidad de los marcos legales estatales en materia de transparencia, se observa que los 18 municipios obtuvieron una calificación promedio de 86.8 puntos.
En esta categoría, el municipio de Monterrey fue el mejor evaluado al alcanzar una calificación de 100 puntos, mientras que Chihuahua obtuvo la calificación más baja con 62.5 puntos. Es decir, todos los municipios aprueban si empleamos una visión desde el marco legal.
Los resultados obtenidos en el estudio de Transparencia muestran además que sólo 7 de 18 municipios cuentan con sistemas de archivos lo suficientemente adecuados y robustos. Menos de la mitad transfiere a las administraciones entrantes registros y archivos gubernamentales mantenidos adecuadamente.
Solo en dos municipios está reglamentado exigir la neutralidad política de los encargados de responder las solicitudes (Monterrey y León), y en tres de todos los municipios analizados se pudo constar que estos agentes actúan sin interferencia política (Monterrey, Iztapalapa y GAM).

En menos de la mitad, las autoridades proporcionan explicaciones suficientes y en lenguaje ciudadano al negar información. En siete casos, el Instituto estatal de transparencia ejecuta efectivamente sanciones a las autoridades municipales que interfieren en el derecho a la información.

Solo Tijuana publica un documento de presupuesto ciudadano y en 7 municipios estudiados no publican salarios de las autoridades municipales clave de manera actualizada, o lo hacen de forma incompleta.
Únicamente en 3 de 18 municipios se publican los requisitos mínimos que deben cumplirse para ocupar un puesto en el gobierno municipal, mientras que sólo dos publican los contratos de los bienes y servicios contratados a particulares (Hermosillo y Guadalajara).

Estados reprueban en transparencia: IMCO

Estados reprueban en transparencia: IMCO - Economía - CNNExpansion.com

CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) — Los Gobiernos estatales tuvieron una calificación reprobatoria en materia de transparencia presupuestaria, pues en la mayoría de esas administraciones prevalece la opacidad, afirmó el Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (IMCO).

De acuerdo con los resultados de su "Índice estatal de transparencia presupuestaria 2011", las entidades que se ubicaron en los primeros lugares en esta materia son Colima, Jalisco y Campeche; mientras que las menos transparentes son Oaxaca, Tamaulipas y Chiapas.
El director general del IMCO, Juan E. Pardinas, informó que los estados que mejoraron posiciones respecto al índice del año pasado son Baja California Sur, Campeche, Colima, Guerrero, y San Luis Potosí.
Por el contrario, Nuevo León, Chiapas, Yucatán, Hidalgo y Coahuila perdieron más posiciones, añadió el especialista en rueda de prensa.
A pesar de los avances logrados por algunos de los estados para transparentar el ejercicio de sus recursos presupuestales, la calificación promedio para el conjunto de 31 entidades federativas y el Distrito Federal es "reprobatoria".
También informó que al 31 de marzo de este año el saldo de la deuda de los estados asciende a 363,422 millones de pesos, equivalentes a 2.4% del Producto Interno Bruto (PIB), aunque aseguró que el monto está lejos de constituir un problema para el país.
"Estamos bien como país. Hay estados que tiene problemas de deuda, como Nuevo León, Nayarit o Michoacán, pero como país a nivel de los estados todavía no es un problema", sostuvo Pardinas.
Sin embargo, advirtió, si no se fortalecen los criterios de transparencia, esta afirmación ya no será válida en el próximo sexenio. Si no se sabe en qué gastan los estados, la deuda contraída o los términos de los contratos firmados, "no nos extrañe que la situación sana que tenemos hoy pueda evolucionar de manera negativa".
De acuerdo con el IMCO Coahuila no es el único estado que no ha reportado de manera completa su deuda a la Secretaría de Hacienda, y también hubo subreportes en los casos de Tabasco, Chihuahua y Michoacán.
De 2001 a 2010 los estados recibieron 392,900 millones de pesos de ingresos excedentes, y aunque existe gran opacidad sobre el ejercicio de estos recursos, dijo, las autoridades estatales piden incremento en las participaciones federales el año próximo.
En opinión del director general del IMCO uno de los grandes problemas que enfrentará la próxima administración federal será lo que llamó gobernadores "ninis", que son los que ni recaudan, ni transparentan el gasto.
Se trata de mandatarios estatales que no quieren cobrar la tenencia, que se están endeudando sin explicar a dónde van los recursos y no tienen suficientes criterios de transparencia en los presupuestos estatales.
Sin mencionar alguna entidad en específico, Pardinas dijo: "Desgraciadamente son la mayoría los gobernadores ‘ninis'".